Ok

Para el usuario, el hecho de efectuar su navegación por nuestra página web implica aceptar las cookies que tienen como finalidad la de efectuar estadísticas de las visitas y proponer servicios y ofertas relacionadas con las preferencias del usuario, así como servicios para compartir y optimizar el funcionamiento del sitio. Si quiere tener más información sobre la privacidad y configurar su navegador.

Guía de compras

El casco viejo, por sus dimensiones, se recorre de manera fácil y cómoda a pie, en bici o en metro. por su gran diversidad comercial es un lugar propicio para ir de escaparates.

Moda

Un consejo para los adictos a la moda: Toulouse es la cuna de famosas marcas como The Kooples, Le Comptoir des Cotonniers, Marchand Drapier, 7Robes o también de joyeros como Marc Deloche. También son de aquí algunos jóvenes creadores de todo tipo (moda, diseño, artesanía, etc.) que suelen estar en candelero con frecuencia en los mercados al aire libre o en tiendas efímeras.

Las grandes marcas de las calles de Alsace-Lorraine y de Saint-Rome proponen sus últimas creaciones en prêt-à-porter, complementos o cosméticos.
Zapatillas de deporte, camisetas, gorras; venga y diseñe su nueva silueta urbana en las tiendas de street wear de las calles de Cujas, de Filatiers y de Tourneurs.

Si desea un vestuario más sofisticado, vaya a las calles de Arts, de Boulbonne y de Croix-Baragnon así como a las plazas de Víctor-Hugo y de Saint-Georges donde las grandes enseñas de lujo le proponen sus últimas creaciones.
Los aficionados al nuevo aire vintage vienen de toda Francia para procurarse las mejores prendas en las tiendas de ropa usada de la plaza de la Bourse y de las calles de Cujas, de Sainte-Ursule y de Peyrolières.


Decoración

En las callejuelas llenas de encanto del barrio de la catedral de Saint-Étienne encontramos muchos anticuarios. También podrá regatear muebles y objetos antiguos en el mercado de viejo mensual de la alameda de François-Verdier.


Gastronomía

Descubra el Armagnac y los vinos del Suroeste en tabernas y vinotecas. Las especialidades gastronómicas como el cassoulet, el foie gras o el confit de pato están a la venta en los mercados o en las numerosas tiendas especializadas en delicatessen de la ciudad.


El glasto

Toulouse vivió su siglo de oro durante el Renacimiento al convertirse en un gran centro del comercio del glasto (hierba pastel). Las hojas de dicha planta se trituraban para obtener un tinte azul para los tejidos. Hoy el glasto se usa en cosméticos gracias a las propiedades de su aceite.


Violeta de Toulouse

La violeta es la flor más representativa de Toulouse.
Su delicado aroma es privilegiado en floristería y perfumería, e incluso en repostería ya que, una vez cristalizada, la violeta se consume como un caramelo.


A los aficionados al rugby

Peques o mayores, les encantará un balón o una camiseta con el logotipo del Stade Toulousain o del Toulouse Olympique XIII.


La oficina de turismo y los museos tolosanos

Poseen también sus propias tiendas donde adquirir un recuerdo especial de su paso por la ciudad rosa.