Ok

Para el usuario, el hecho de efectuar su navegación por nuestra página web implica aceptar las cookies que tienen como finalidad la de efectuar estadísticas de las visitas y proponer servicios y ofertas relacionadas con las preferencias del usuario, así como servicios para compartir y optimizar el funcionamiento del sitio. Si quiere tener más información sobre la privacidad y configurar su navegador.

Callejuelas y bellas mansiones

Las calles y las plazas del casco histórico (Saint-Étienne o Carmes pasando por la Dalbade y Mage) llevan nombres muy evocadores; caminando por ellas descubriremos bellos edificios civiles y religiosos muy importantes.

Se sale de la estación de metro François-Verdier.
Distancia: 1,9 kilómetro.

Duración aproximada: media jornada.

Ruelles et belles demeures

1 La catedral Saint-Étienne

La originalidad de esta catedral, construida esencialmente entre los siglos XIII y XVII, le viene de la yuxtaposición del gótico meridional con el del norte. Posee un rico mobiliario (retablo, órgano, tapices y vidrieras).

2 La calle Croix-Baragnon

La calle Croix-Baragnon es uno de los principales ejes de la ciudad. Está jalonada de bellas fachadas y de tiendas de artículos de lujo; la más célebre de estas casas medievales (siglo XIV) se encuentra en el número 15; es de ladrillo visto con elegantes decoraciones.

3 La calle Tolosane

Se puede observar en dicha calle una serie de casas alineadas de los siglos XVII y XVIII, con fachadas de ladrillo, balcones de hierro forjado, pequeños patios y fuentes.

4 La plaza y la calle Mage

Este barrio fue antiguamente el de los carniceros. Posee tesoros arquitectónicos: portal monumental en el número 32, torre gótica en el 20, grandes ventanales con mascarones en el 16, cabeza de león en el 4, etc.

5 El museo Paul-Dupuy

El museo se encuentra en el antiguo palacete Besson. En él se exponen cuantiosos objetos profesionales de las artes gráficas y decorativas: mobiliario, orfebrería, cerámica, instrumentos de medida y bellas piezas de relojería.

6 El palacete del Vieux-Raisin

Fue construido por el capitoul BéringuierMaynier en el siglo XVI. Este bello edificio posee una torre octogonal y una hermosa decoración. Acceso privad

7 La plaza de Carmes

Esta plaza animada lleva el nombre de un antiguo convento de carmelitas, hoy desaparecido. En su lugar vemos hoy un mercado cubierto muy concurrido.

8 La iglesia de la Dalbade

A pesar de su construcción tardía tiene un aspecto gótico meridional. Posee una fachada austera de ladrillo con pórtico renacentista. Su tímpano de cerámica de colores de Virebent representa la coronación de la Virgen (inspirado de la obra de Fra Angélico). El campanario se derrumbó en 1926.

9 El palacete de los caballeros de San Juan de Jerusalén

Este edificio fue ocupado en primer lugar por los hospitalarios de San Juan de Jerusalén; luego fue priorato de la orden de Malta. A partir de 1668 fue transformado en palacio clásico por Jean-Pierre Rivalz, arquitecto oficial de la ciudad. Fue restaurado para la sede actual de la Dirección Regional de Asuntos Culturales. Acceso limitado.

10 El palacete de Bagis (o Clary)

Se trata de un edificio único en Toulouse. Se le denomina "oustal de peiro" (casa de piedra) a causa de su fachada blanca de piedra. La mandó construir en 1608 François de Clary, presidente del Parlamento. Lleva esculturas que fueron terminadas en el siglo XIX. Acceso privado.

11 El Instituto católico

Este antiguo convento de clarisas, fue durante la Revolución francesa una fundición. Hoy está dedicado a la docencia. Posee un espacio museo que presenta aspectos históricos de Toulouse: vestigios de la muralla galorromana, herramientas artesanales y antiguos hornos de fundición de bronce.

12 La plaza del Salin

En esta plaza vemos algunas casas de entramado de madera, el palacio de justicia con una cripta arqueológica y la antigua tesorería, hoy templo protestante. La plaza fue una de las puertas de acceso a la ciudad y debe su nombre al granero real fruto del impuesto de la sal.