Ok

Para el usuario, el hecho de efectuar su navegación por nuestra página web implica aceptar las cookies que tienen como finalidad la de efectuar estadísticas de las visitas y proponer servicios y ofertas relacionadas con las preferencias del usuario, así como servicios para compartir y optimizar el funcionamiento del sitio. Si quiere tener más información sobre la privacidad y configurar su navegador.

La verde Toulouse

A través de los espacios naturales de la ciudad, este itinerario le invita al descanso y a la cultura. Se puede efectuar también en bicicleta (bajándose del vehículo por los jardines).

Se sale de la estación de metro Carmes.
Distancia: 2,6 kilómetros.

Duración aproximada: media jornada.

Toulouse verte

1 La calle Ozenne

Se creó a principios del siglo XX, cortando el antiguo barrio parlamentario. Esta calle, ancha y plantada de árboles, nos muestra bellos testimonios de la arquitectura de los siglos XVI al XX. Entre ellos destacaremos la torre pentagonal del 16 situada en el ángulo de la calle Nazareth. No deje de echar un vistazo a la farmacia del principio de la calle.

2 El jardín Real

Se creó en 1754. Fue el primer jardín público de la ciudad. Mide dos hectáreas y ha conseguido la distinción de “jardín notable”. En él podemos admirar varias especies de árboles (caquis, magnolios, olmos de Siberia), un estanque y numerosas estatuas, como por ejemplo la de Saint-Exupéry y la del compositor Déodat de Séverac.

3 El jardín del Grand-Rond

También llamado jardín boulingrin, del inglés “bowling-green”, césped donde se juega a los bolos. Este jardín fue creado en el siglo XVIII y rediseñado en el XIX con las características de la época. Hay varias alamedas donde pasear que desembocan en el estanque central

4 El puerto Saint-Sauveur

El puerto Saint-Sauveur está situado en el canal de Midi. Fue construido entre 1827 y 1836 para ensanchar el que ya existía. En un principio era un puerto de comercio; hoy acoge anualmente unos 400 barcos de recreo y gabarras.

5 El canal de Midi

Fue construido por Pierre-Paul Riquet. Actualmente está declarado patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco. Mide 240 kilómetros de longitud y fue excavado y acondicionado en el siglo XVII para enlazar Toulouse con el Mar Mediterráneo, propiciando así los intercambios comerciales hacia el Atlántico. Le suministra agua el pantano de Saint-Ferréol. Posee puentes, esclusas y un camino de sirga sombreado. Es hoy un lugar muy concurrido para pasear a pie, en bicicleta o en barco.

6 El museo Georges-Labit

Este chalet de estilo neo-morisco, edificado por el viajero Georges Labit, se encuentra en un jardín exótico. Ofrece un panorama de las artes y las civilizaciones lejanas o desaparecidas: antigüedades egipcias y tesoros de Extremo Oriente.

7 El monumento a la Resistencia

Tras una escultura monumental de acero se encuentra el memorial subterráneo que conmemora la Segunda Guerra mundial y las gestas de la Resistencia.

8 El jardín Botánico (Jardin des plantes)

El jardín Botánico es el resultado del tesón del naturalista Philippe Picot de Lapeyrouse inspirándose en los jardines botánicos de la época. Hay numerosos sitios por los que pasear y relajarse. El estanque está junto a un montículo decorado con falsas rocas en distintos niveles. Va unido al jardín del GrandRond por medio de un puente metálico. En él se encuentra el Museo de Ciencias naturales (Museum).

9 El museo de Ciencias Naturales (Muséum)

Este museo recoge una colección de más de dos millones de piezas de historia natural. Está totalmente renovado. En sus 3.000 m2 encontramos exposiciones modernas e interactivas, laboratorios científicos, huertas y un jardín botánico.