Ok

Para el usuario, el hecho de efectuar su navegación por nuestra página web implica aceptar las cookies que tienen como finalidad la de efectuar estadísticas de las visitas y proponer servicios y ofertas relacionadas con las preferencias del usuario, así como servicios para compartir y optimizar el funcionamiento del sitio. Si quiere tener más información sobre la privacidad y configurar su navegador.

Lo esencial

Esta primera visita por el centro histórico le brinda un hermoso panorama de los monumentos más representativos de la ciudad. Visitaremos: el Capitole, la torre de homenaje, célebres iglesias, un museo, un convento e incluso una cripta.

Se sale de la estación de metro Capitole.
Distancia: 2,2 kilómetros.

Duración aproximada: media jornada.

incontournables

1 La torre de homenaje del Capitole

Este edificio de aspecto fortificado fue construido en el siglo XVI. Antiguamente en él se guardaban los archivos de la ciudad y de las reuniones municipales. Está rematado por un adarve almenado y flanqueado por cuatro torretas de ángulo. El cimborrio central de pizarra fue añadido por Viollet-le-Duc a finales del siglo XIX. Actualmente en este torreón del Capitole se halla la oficina de turismo.

2 El Capitole

El ayuntamiento se extiende alrededor del patio Enrique IV, decorado con la estatua de dicho rey. En las pinturas y esculturas de finales del siglo XIX de los salones de gala (sobre todo en la sala de los Ilustres) aparecen representados los grandes hombres y los acontecimientos importantes de la historia de Toulouse. La fachada del siglo XVIII, neoclásica, alternando ladrillo y piedra, caracteristiza la plaza principal de la ciudad.

3 La iglesia del Taur

El nombre de esta iglesia recuerda el martirio del primer obispo, San Saturnino, arrastrado por un toro. Desde la calle observamos la bella espadaña con sus vanos rematados de arcos triangulares.

4 La capilla de las Carmelitas

Esta capilla, vestigio de la antigua capilla de las Carmelitas, fue edificada en el siglo XVII. Las pinturas de las bóvedas y muros de la capilla fueron realizadas en parte por el pintor Jean-Pierre Rivalz (siglo XVII). La obra fue terminada por su sucesor, Jean-Baptiste Despax, y está considerada como una de las obras maestras de la pintura tolosana.

5 El museo Saint-Raymond

Está instalado en una antigua escuela del siglo XVI. El museo Saint-Raymond es el museo de Antigüedades de la ciudad. Muestra una importante colección de más de mil piezas que evocan la vida cotidiana de celtas y romanos en la región tolosana.

6 La basílica de San Saturnino

Esta basílica, construida entre los siglos XI y XIV, está declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, constituyendo uno de los grandes hitos del Camino de Santiago. Es una de las más bellas iglesias románicas de Europa que siguen en pie. Está caracterizada por una arquitectura majestuosa y una rica decoración esculpida. En esta importante iglesia de peregrinación se encuentra un tesoro de reliquias que podemos ver en la llamada "galería de los santos cuerpos" y en la cripta de dos pisos.

7 La iglesia de Saint-Pierre-des-Chartreux

Del antiguo monasterio de los siglos XVII y XVIII se conservan la iglesia y, adosado a ella, un gran claustro, donde podemos admirar un excepcional conjunto de pinturas y esculturas barrocas y neoclásicas.

8 La cripta arqueológica de Saint-Pierre-des-Cuisines

Este edificio del siglo IV estaba situado al exterior de la ciudad por ser una basílica funeraria como lo prueban los sarcófagos y las tumbas que subsisten. Su iglesia (siglos XI al XVI) es hoy un auditorio consagrado a la música y la danza.

9 El convento de los Jacobinos

El antiguo monasterio de los hermanos predicadores (dominicos) data de los siglos XIII y XIV. Es un impresionante edificio de ladrillo, típico del gótico meridional. El interior de la iglesia consta de dos naves. Admiremos el juego de colores (pinturas murales y vidrieras) y las bóvedas de nervaduras; sobre todo la llamada “la palmera”. El claustro y los edificios monacales forman un conjunto de belleza incomparable.

10 El palacete de Bernuy

El palacete de Bernuy fue edificado en la primera mitad del siglo XVI por un negociante de glasto (hierba pastel). Desde la calle, observamos la alta torreescalera, evidente demostración del éxito de su propietario. No acceso (excepto visita guiada).