8 razones para enamorarse de Toulouse | Turismo en Toulouse
Usted está aquí

8 razones para enamorarse de Toulouse

Les bords de Garonne à Toulouse

8 razones para enamorarse de Toulouse

Acogedora, tranquila, gourmet, llena de Historia e historias... A poco más de una hora en avión desde Madrid o en coche desde los Pirineos, Toulouse es una ciudad que sorprende y enamora. La coreografía perfecta de arquitectura, sabor y fascinación cultural y un destino ideal para viajar en pareja, con amigos o en familia.

No importa si es en puente, fines de semana o durante las vacaciones: te presentamos 8 razones para que no dejes de visitarla en 2019.

Hôtel Thomas de Montval

1/ La Ciudad Rosa

Toulouse es una ciudad abierta y amena, hospitalaria, que disfruta. Lo notarás paseando por su casco histórico, de calles empedradas y bellas fachadas de ladrillo que le han dado su apodo de Ciudad Rosa. Y eso sin olvidar sus animadas terrazas o sus encantadoras plazas, donde es muy fácil descubrir el carácter jovial de su gente.

Su ubicación junto al río Garona y el Canal du Midi, Patrimonio Mundial de la UNESCO, también le confieren un encanto especial y te permitirán descubrir la ciudad desde otro punto de vista ¿Qué tal una vuelta en bici por la orilla del canal o un paseo a bordo de un barco?

 

Terrasse de restaurant place Saint-Georges

2/ Bon appétit

Con más de 1.700 establecimientos dedicados a la restauración y unos 35 mercados, Toulouse es un auténtico destino gastronómico. Los viajeros más foodies disfrutarán de una ciudad pletórica de sabores: quesos, chocolates, dulces, foie, carne, vinos...

Pero eso no es todo: los platos más típicos conviven con las creaciones más sofisticadas de 10 chefs con estrella Michelin, y a sus acogedoras terrazas se suman a menudo las plantas bajas de muchos locales, donde las cuevas o cavas te esperan para seguir disfrutando de una divertida velada.

Le N°5 Wine bar Toulouse

3/ El mejor bar de vinos del mundo

Buenas bodegas las hay en toda Francia, pero no todas las ciudades pueden presumir de contar con el mejor bar de vinos. Toulouse lo tiene y por partida doble, ya que No 5 Wine Bar ha recibido este galardón en 2017 y 2018. Allí disfrutarás de deliciosos vinos de todo el mundo –unas 3.800 referencias– y te sorprenderá la cocina exquisita que los acompaña, con sabores desde Canadá hasta Camboya y productos como las ostras, la bergamota y la trufa.

¡Una experiencia gastronómica trés intéressante! Y aunque tiene una coqueta cava en la planta baja, siempre está a tope. ¡Mejor reservar!

 

La fondation Bemberg

4/ Belleza renacentista

Toulouse, como casi todas las ciudades europeas, posee una gran riqueza patrimonial. Aquí se dan cita todos los estilos arquitectónicos. Desde la Basílica de Saint-Sernin (el mayor edificio románico de Francia) o el Convento de los Jacobinos, una joya del arte gótico, hasta sus casi 200 mansiones renacentistas que han convertido la ciudad en un perfecto estudio para disfrutar de este estilo.

¿Por qué? El origen está en los comerciantes que se enriquecieron con el glasto (o pastel en francés), una planta de la cual se extraía tinte azul. Y en el centro de Toulouse, una joya del neoclásico acapara todas las miradas: el edificio de la Plaza del Capitole.

 

Violette Toulouse © Maison de la violette

5/ Historias por descubrir

Pocos saben que Carlos Gardel nació en Toulouse y que Antoine de Saint-Exúpery pasó muchos días en la ciudad como piloto de la línea Aéropostale. Toulouse también huele y sabe a violeta. Esta flor llegó a la ciudad hacia 1850 y estuvo a punto de desaparecer un siglo después.

Recuperado su cultivo, sigue siendo uno de los emblemas de la ciudad. Una visita muy curiosa consiste en llegar hasta La Maison de la Violette, una embarcación amarrada en el Canal du Midi, para degustar un té a la violeta o comprar algún producto relacionado con esta flor.

 

Minotaure Halle de la machine

6/ La aventura de la aviación

 La historia de Toulouse también está ligada a la superación humana y al ingenio para sortear las dificultades. Seas o no amante de la aeronáutica te fascinará la historia de los pioneros de la aviación. ¿Te has preguntado cómo lograron hace un siglo atravesar el desierto, el Océano y los Andes para llevar el correo por avión? A aquellos pilotos se les homenajea en L’Envol des Pionniers, un museo inaugurado a finales de 2018 junto a la pista que vio nacer esta hazaña humana. Ese espíritu de creación e imaginación también está presente en la exposición de máquinas de espectáculo La Halle de la Machine, inaugurado igualmente a finales de 2018.

¿Te imaginas sentarte en una mesa y que una máquina sirva el agua o una catapulta lance con precisión el pan? ¿O hasta subir a un minotauro articulado de 14 metros de altura que se desplaza por la pista histórica de la aviación?

La Cité de l'espace à Toulouse

7/ Hasta el infinito... y más allá

Aviones, imaginación, creatividad, tecnología y... ¡espacio! Toulouse no es sólo la capital mundial de la aeronáutica. También es la capital europea del espacio y cuenta con un lugar único en Europa: la Ciudad del Espacio. Dedicado a la ciencia y la aventura espacial, te invitará a sentirte como un auténtico astronauta frente a modelos a escala real del cohete Ariane 5 o la estación espacial Mir.

¡Imposible aburrirse! No te pierdas la exposición que prepara para celebrar los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Se abrirá al público el 20 de abril.

 

Hotel Albert Ier Toulouse

8/ Elige tu hotel

¿Buscas el encanto de un hotel boutique? Elige Hotel Villa du Taur, muy cerca de la Basílica de Saint-Sernin. ¿Alojarse en un hotel con historia? Es posible en el Hotel Le Grand Balcon, que acogía a los pilotos de la línea Aéropostale y donde el autor de El Principito siempre pedía la habitación número 32. ¡Dormir en ella será como retroceder en el tiempo! Si te gustan los hoteles exclusivos te encantará La Cour des Consuls Hotel & Spa: situado en un edificio del siglo XVIII, con un restaurante con estrella Michelin y un magnífico spa.

¿Prefieres un hotel con vistas a la plaza? Reserva ya mismo en el Hotel Ibis Styles Toulouse Centre Capitol o en el Grand Hôtel de l’Ópéra. ¡Más céntricos, imposible!